Por fin, confiesan el pecado y piden perdón

31/03/2009 at 9:02 PM 1 comentario

En la carta que el P. Álvaro Corcuera ha escrito explicando la llegada de Visitadores de la Santa Sede a la Congregación, pide perdón por los abusos sexuales sobre niños y adolescentes cometidos por el fundador. El P. Álvaro dice: “he agradecido cordialmente al Santo Padre esta ulterior ayuda que nos ofrece para afrontar las actuales vicisitudes relacionadas con los hechos graves en la vida de nuestro padre fundador que ya fueron objeto de las investigaciones de la Congre­gación de la Doctrina de la Fe concluidas en mayo de 2006, y los que han salido a la luz más recientemente. Estamos profundamente apenados y pedimos sincero perdón a Dios y a quienes hayan sido lastimados por este motivo”.

También afirma que reciben a los Visitadores “llenos de confianza en la Providencia divina y en nuestra Madre, la Iglesia, que vela por el auténtico bien de sus hijos”.

Bienvenido sea este perdón, un paso más hacia una verdad que va reconociéndose demasiado despacio, y con demasiado miedo. Bienvenido sea a pesar de que los legionarios siguen sin dar un solo paso por benevolencia. Todo lo que van diciendo, lo hacen presionados por los acontecimientos; en este caso la presencia de visitadores en la Congregación.

Pedimos a Dios que los miembros de la Legión sean valientes y firmes para explicar a los visitadores con claridad todo aquello que les gustaría cambiar de su congregación, y las injusticias que cada uno ha vivido en su propio pellejo. No olvidemos que ya en el 57 la Legión tuvo visitadores, pero en aquella ocasión los superiores entrenaron a los religiosos para que ocultaran la verdad y los pobres clérigos enviados por la Santa Sede sufrieron unas misteriosas diarreas que entorpecían su trabajo.

Esta vez, habrá que estar más pendientes de la salud de los visitadores.  

Anuncios

Entry filed under: documentos, Noticias. Tags: , , , .

Mamá Maurita: un gesto de humildad Vocabulario legionario para olvidar I

1 comentario Add your own

  • 1. P. Thomas J. Hennigan  |  06/08/2009 en 12:42 PM

    Pedir perdón con palabras vacuas y melífluas no sirve de nada. Ya en 2006, yo le he pedido varias veces por correo electónico al P. Álvaro Corcuera reunirse con las víctimas de Maciel, escucharlos, pedir perdón de verdad, hacer reparación, por ejemplo publicando una declaración oficial que retracte las injurias que la Legión ha publicado contra las víctimas de Maciel, ofreciéndoles cualquier tipo de ayuda que pudieran precisar. Es decir, haciendo verdadera penitencia. Nada de eso ha hecho, ni a la fecha da muestras de hacer. El y los otros superiores dicen que van a obedecer al Papa. El Papa espera que ellos actén con madurez y responsabilidad, pero no parece que sean capaces de eso. ¿De verdad están colaborando con la Visita Apostólica o están intentando entorpecerla con medios nada éticos? Veremos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Historial

Feeds

  • 432,661 visitas

A %d blogueros les gusta esto: