Una honesta y necesaria autocrítica

15/07/2009 at 1:15 PM Deja un comentario

Sandro Magister entrevista al exlegionario Thomas Berg en el semanario italiano Espresso.

En la entrevista que Sandro Magister ha realizado a Thomas Berg, sacerdote legionario que acaba de abandonar la congregación, éste pide a los legionarios una actitud de autocrítica “honesta y necesaria”. Berg, miembro de la congregación hasta este mes de abril, confiesa que los legionarios no piensan que haya nada equivocado en la cultura interna de la congregación, aunque ellos por obediencia a la Santa Sede estén dispuestos a cambiar lo que se les indique. Pero la impresión que se tiene de estos cinco meses de crisis es que la Legión no ve la necesidad de cambiar nada.

Sigue Diciendo Thomas Berg que se debe hacer entender a los legionarios que no es competencia de la Santa Sede reformar la Legión, y que sólo se reformará a fondo si lo hace ella misma desde dentro. Pero esto sólo es posible con un examen interno que admita errores en la Congregación.

benedicto y maciel

Berg desea que la Legión reniegue de su fundador y se disocie de él. No ve otro camino alternativo. Todos los retratos de Maciel que todavía se exponen en las casas legionarias deben ser removidos. Deben dejar de citar sus escritos en público, deben dejar de referirse al fundador llamándolo “Nuestro Padre” o “Mom Pere”. Afirma que la mayoría de los legionarios siguen usando esas fórmulas.

Sigue diciendo el sacerdote que la Legión está compuesta por centenares de hombres y mujeres de Dios, buenos y santos, y que siente lástima por ellos.

El centro de los problemas en la Congregación lo constituye el modo erróneo de comprender y de vivir el principio teológico según el cual al religioso se le manifiesta la voluntad de Dios a través de sus superiores. Los seminaristas legionarios son entrenados para mantener una exagerada relación de “dependencia” de sus superiores, tanto en el cumplimiento de normas, como en la petición de permisos, que no está en armonía con la tradición de la vida religiosa en la Iglesia, ni es adecuado psicológica ni teológicamente; comporta una peligrosa supresión de la libertad personal alejadísima de la razonable sumisión que requiere el voto de obediencia, y establece restricciones insanas y poco santas en la conciencia personal. Además, las normas de la Legión que establecen el deber de “referir”, “informar”, “comunicar” y “depender de los superiores” constituyen un sistema de control y de conformidad que ahora debe ser considerado altamente sospechoso, puesto que conocemos lo del Padre Maciel. Y más, estas normas generan una noción simplicista humana y teológicamente de la voluntad de Dios (su discernimiento y su manifestación) que produce inmadurez personal.

La forma en que los Legionarios practican la obediencia ha generado una sumisión que en primer lugar, ha consentido el culto a la personalidad en torno a la figura de Maciel, y en segundo lugar ha cubierto sus crímenes. Los seminaristas legionarios están especialmente entrenados para no razonar la obediencia, para buscar una total conformidad con las normas y para resistir cualquier impulso interior de examinar y criticar las normas de sus superiores. Es verdad que la motivación última que está detrás de esta vida de obediencia es el ideal de la inmolación por amor a Cristo, encarnado en el vivir íntegramente todas las normas e indicaciones de los superiores. Esta inmolación tan radical explica el cambio de personalidad que muchos o todos los legionarios experimentan con el tiempo: la superficialidad de sus expresiones emotivas, la falta de empatía y la incapacidad para relacionarse de forma normal con otras personas, la sensación de llevar una vida “aparte”, etc. Sólo excepcionalmente los sacerdotes de la congregación superan este estado, y sólo gracias a los talentos y cualidades con los que llegaron a la Legión.

Thomas Berg cree que la Legión debería cambiar la sede de los cursos de renovación en los que veinticinco legionarios suelen participar cada verano, y que sigue siendo Cotija de la Paz, la casa-museo del fundador. Y cree que deberían suspender sus procedimientos de captación de vocaciones mientras no haya resultados de la visita canónica, ya que le preocupa profundamente el que los seminaristas de la legión en la actualidad no están en condiciones de discernir adecuadamente su vocación, ya que son sistemáticamente privados de una información a la que tienen derecho y de la que tienen necesidad: información completa sobre la vida del Padre Maciel e información sobre la problemática actual de la congregación. La mayor parte de los legionarios y miembros consagrados del Regnum Christi todavía hoy viven en la más grande ignorancia de estas cosas, privados como están de cualquier información negativa sobre la Legión o el Regnum Christi. En consecuencia, les falta la necesaria libertad interior para discernir la auténtica voz de Dios en sus vidas. Este es un elemento al cual los visitadores tienen necesidad de dedicar mucha atención.

PapaypadreCorcuera

Una cuestión todavía más profunda, naturalmente, es aquella del carisma. Berg siente necesidad de que al final la Iglesia en alguna manera reafirme la validez del carisma institucional en la Legión de Cristo y el Regnum Christi. Especialmente los miembros del Regnum Christi tienen necesidad de saber de las más altas autoridades de la Iglesia si su carisma está de veras inspirado por el Espíritu Santo o si la obra de la legión en estos sesenta y ocho años es una iniciativa humana y llena de defectos de la que Dios ha sacado algún bien. Esta cuestión, si hay o no un genuino carisma institucional, es sumamente seria y tal como se presenta en el caso de la Legión, sin precedentes en la historia de la Iglesia. Thomas Berg espera que los visitadores recaben información útil que ayude a la Santa Sede a encontrar una respuesta adecuada a esta cuestión. 

Por último, dice creer que saldrán a la luz otras víctimas del padre Maciel. El bien de estas personas debe ser una prioridad para los superiores de la Legión. Tiene la esperanza de que los superiores, que han recogido mucha información sobre este punto, se abran con prontitud a los visitadores.

Sobre el relevo necesario de los superiores mayores, Berg dijo que debería valorarse en un capítulo general de la Congregación  y que éste debería ser celebrado bajo la estricta supervisión de la Santa Sede y suspendiendo las actuales disposiciones para el Capítulo General que se encuentran en las Constituciones de la Legión, para permitir la mayor participación y pluralidad de los miembros, especialmente de los que no han sido o son superiores.

Termina la entrevista diciendo que Dios lo puede todo, que el Espíritu Santo puede hacer surgir un grupo de Legionarios-cofundadores que se separen interiormente del Padre Maciel y que bajo la dirección del Espíritu puedan ofrecer un modelo de vida para los futuros miembros y guiar una nueva generación de legionarios, atendiendo al rico tesoro de la espiritualidad religiosa que es patrimonio de la Iglesia. Y esto podrá ser también transmitido al movimiento Regnum Christi.

Anuncios

Entry filed under: ¿Carisma?, La Legión de Cristo y el RC. Tags: , , , .

Reconvertir la legión II Michael Jackson y Marcial Maciel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Historial

Feeds

  • 432,661 visitas

A %d blogueros les gusta esto: