El ex-nuncio en México Justo Mullor relata cómo descubrió las imposturas de Marcial Maciel

06/12/2010 at 8:53 PM 1 comentario

La entrevista de Valentina Alazraki puede leerse íntegramente en milenio.com y forma parte de un libro más amplio sobre Juan Pablo II.

 

Ofrece interesantes revelaciones sobre la relación del prelado con Marcial Maciel y sobre las relaciones de Maciel con el Papa.

 

A finales de los noventa, Justo Mullor creyó los testimonios de Alberto Athié y Antonio Roqueñí sobre la pederastia del fundador. Afirma que al intentar infructuosamente informar al papa de los hechos, dejó que la Congregación para la Doctrina de la fe concluyera la investigación que para entonces ya se había abierto.

En la entrevista se muestra partidario de que los que conocieron la verdad sobre el fundador y no informaron al papa, asuman su responsabilidad para limpiar el nombre de Juan Pablo II. Tiene la certeza moral de que Ratzinger sí informó al papa Juan Pablo II, al final de su vida,  de la extrema gravedad del caso Maciel y después envió a Mons. Scicluna a América a realizar la investigación que demostró que las acusaciones eran ciertas (2005).

El pseudo-fundador legionario fantaseaba ante el nuncio de cenar con Juan Pablo II y presentarle los nombres de sus candidatos a obispos en Latinoamérica. Maciel intentó hacer creer a Justo Mullor que su nombramiento de nuncio en México había sido propuesto por él.

Anuncios

Entry filed under: documentos, Juan Pablo II. Tags: , , , .

Benedicto XVI reconoce que desde el año 2000 había constancia de las depravaciones de Maciel Velasio de Paolis instituye la Comisión que reformará las Constituciones de la Legión

1 comentario Add your own

  • 1. pablo arguelles  |  09/12/2010 en 4:00 AM

    Efectivamente, muchos en la Iglesia nos preguntamos ¿A qué tanta prisa con la canonización de JP II?

    El ex- nuncio Mullor al parcer se ha decidido a hablar ahora con la premura de que se de continuidad a la canonización de Juan Pablo II, por quien aboga y en buen grado debe tener razón: JP II, una víctima más de Maciel. Pero si cabe decirlo así, el pecado de JPII, fue el de la falsa prudencia. Un pecado y una falta muy común en la Iglesia de todos los tiempos y agudizado en el presente, cuando las decisiones y las soluciones debieran considerarse también en el contexto de la velocidad con que fluye la información actualmente.

    Dice el ex-nuncio:
    ”El ‘caso Maciel’ es una mancha artificial en la historia de Juan Pablo II. Así lo vemos quienes convivimos realmente —y no sólo funcionalmente— con él.

    Si se pretente tomar el caso Maciel como “una Mancha artificial para la vida de JPII , entonces debería por aceptarse, que parte de esa mancha “artificial” como él la llama, tuvo su extensión e impacto en la obra que Maciel fundó, y que, si de una vez por todas se pretende borrar o eliminar esa mancha “artificial”, debería procederse por una limpieza absoluta y ello implica la disolución de la Legion de Cristo, pese a todo lo que objetan quienes pretenden suavizar la situación y considerar únicamente la magnanimidad de la obra por encima de esa “mancha artificial”.

    Puestos en un contexto de “pragmática negociación” diríase que la canonización del pontífice, lleva de por medio y condición la disolución de esa obra producida por la “mancha” artificial de Maciel.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Historial

Feeds

  • 429,147 visitas

A %d blogueros les gusta esto: